martes, noviembre 29, 2005

Historia de una patilla

Hace unos años empezaron a aparecerme unos pekeños pelillos en la kara, al principio los likidaba rápidament, pues kreía k eran una fuerza d okupación o algo parecido, pero pasado un tiempo...ligado a una perrería k iba kreciendo poko a poko en mi, dcidí djar krecer esos diminutos pelillos a ver k paxaba.
Con el tiempo empezaron a brotar kn fuerza y sin darme kuenta aparecieron dos grandes hileras d pelos cerca de las orejas, me encariñe kn ellas, las kuidaba komo si fuesen hijas mías (aunk nunka tuvieron nombre, para k no se enfadara una si el nombre d la otra era + bonito) y les permití vivir junto a mi más d 4 años, sin echarlas nunca.
Pero un fatídico día, cuando el pulso se debilitaba dí muerte a una de ellas, con un instrumento maligno creado por Philips, la otra me suplico que quería acompañar a su hermana allá donde estaba, así que después d muxo tiempo juntos, las dos desaparecieron.
Esto ocurrió hace dos semanas, y actualmente como un ave fénix han vuelto a aparecer, para no separarse de mi por el momento.

1 Comments:

Anonymous Ariadna said...

Pues vaya con las fuerzas de ocupacion... ya no te beso mas si no te las quitas... en fin, que veas que si que miro tu blog a veces... un besazooooo!!!

12:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home